alguien sabe quién es antanás mokus?

. . .
alguien sabe quién es antanás mokus?

el tipo forma parte de un fenómeno colombiano: civiles ocupando cargos dirigenciales.
y haciéndolo bien, lo que resulta más llamativo.

pongámoslo así: ¿cuántos años pasarán para que un dirigente argentino sea un ciudadano común que respete a sus conciudadanos, que denuncie la corrupción, que proponga y lleve a acabo mejoras concretas sobre determinado cuerpo social?

creo que podemos sentarnos a esperarlo, o salir ahí a dar lo que se tenga,
activar
analizar, despabilarse...

el debate zurdo o diestro es, a esta altura, desgastante y sin sentido.
hace unos años escribí una nota en la que un niño le preguntaba a su abuelo
qué había hecho durante el proceso;
y luego a su padre, qué había hecho en los noventa.

la conclusión en sí no es digna de mención, pero me dejó pensando.


por suerte, pensar es gratis, no hace daño a terceros, no requiere demasiado esfuerzo,
y, si se lo direcciona bien, el pensamiento sabe dar frutos placenteros.

como una buena carta, una conversación, un intercambio: un debate en el que dos diferentes
se reconocen en sus diferencias, sin necesidad de agraviarse.

es demasiado pedirle a nuestra sociedad?


el tipo aquél del nombre gracioso, hace quince años fue alcalde de bogotá, colombia.
una ciudad de seis millones de habitantes, sitiada por los conflictos sociales conocidos en toda urbe latinoamericana. y sus medidas generaron, no sólo mejoras ostensibles en la calidad de vida de las personas, sino un cambio de actitud.

(lo que una modelo argentina calificaría como "me hizo un click en la cabeza")

quince años... qué pasaba aquí en el 94?

nota: sobre las opciones de la "antipolítica".

y la pregunta

faltará mucho para escuchar algo, del otro lado?

por lo que leo, de este lado hay mucho más para decir.


creo que se merece un brindis.

2 comentarios:

eddie dijo...

Me gusta lo que estás haciendo acá.
Podría prolongarme en argumentos y aplausos. Inecesario.
Simplemente me gusta.
Un abrazo.

lucas dijo...

y a mi me está gustando hacerlo, porque me exige, me crea interrogantes que me obligo a responder.
y todavía me animo a escribir algo, fijate vos que vietnamita.
en facebook hago contrapropaganda
guerra de guerrillas!
que explote todo demonio, pero que no nos dejemos garchar así, en silencio y para colmo obediendo...
soldado, a filas